Conoce la Ribera del Duero

Entre viñas

Estamos rodeados, prácticamente a cualquier lugar al que te dirijas te las puedes encontrar. Son nuestras viñas, la Ribera del Duero, y estamos muy orgullosos... Piérdete entre los viñedos, pasea por los pinares, disfruta del páramo castellano.

Si prefieres concertar una visita guiada y conocer y probar las bodegas de los vinos más importantes, entra en el enlace para conocer las bodegas que ofrecen visitas y catas.

Lechazo, Queso y más cosas

Gastronomía

La oferta gastronómica en Peñafiel y comarca es abundante y variada.

Podemos disfrutar de la cara más tradicional con un cuarto de cordero lechal asado en horno de leña en cualquiera de los prestigiosos asadores de Peñafiel, acompañado de una ensalada y un poquito de buen vino.

O podemos conocer la versión más moderna de la gastronomía peñafielense: comer de tapas mientras tomamos vinos o sentarnos en un buen restaurante y probar un menú de vanguardia, donde saben mezclar a la perfección la tradición castellana y las nuevas corrientes gastronómicas.

2018

Semana Santa

Acércate a Peñafiel, y vive una Semana Santa diferente.
Turismo Activo

La Senda del Duero

La Senda del Duero es un camino lleno de pasarelas de madera que nos muestra los secretos de nuestro bien más preciado, el RIO DUERO.

Desde Peñafiel sale en dos sentidos hacia Pesquera de Duero y Bocos de Duero. Una senda de una veintena de kilometros, perfecta para recorrer andando o en bicicleta. Apta para todas las edades.

Piraguas

Paseos a piragüa por las Hoces del Duratón. Belleza inmensa acompañada de una reserva de buitres que hará las delicias de los excursionistas. No es necesario reserva. En San Miguel de Bernuy  (Fuentidueña)

Peñafiel Villa Milenaria

Monumental

Peñafiel

Conoce nuestra historia
Peñafiel, villa milenaria. Exponente vivo de la España de las 3 Culturas del Siglo XV con el Castillo de Peñafiel y el Convento de San Pablo, ejes principales de la villa en la época de la reconquista. Descubre la influencia mudéjar en el Convento de San Pablo y relájate en la Judería, a orillas de nuestro río Duratón.